Los 30 son los nuevos 40 (y tres)

libros2014

Uno de los inconvenientes de cambiar de vida lejos de casa es que dejas obligatoriamente de lado muchas cosas que te gustan. Como dice Risto Mejide, “crecer es aprender a despedirse”. La unica opción es buscar nuevas aficiones y potenciar aquellas que si puedes seguir haciendo; en mi caso, ha sido la lectura.

Desde que tengo uso de razón, una de mis aficiones favoritas han sido los libros; muchos recuerdos me vienen en forma de libros (y comics), sobre todo de cuando era pequeño. Esta magnifica afición se la debo a los profesores que tuve en primaria, pero sobre todo a mi padre, que año tras año nos premiaba a mi hermana y a mi en diferentes momentos (reyes magos, cumpleaños, santos, notas del verano…) con libros que casi siempre elegíamos nosotros mismos; El pequeño Nicolás, Julio Verne, Asterix y Obelix, Cuentos por teléfono, El pequeño vampiro, James y el melocotón gigante… Gracias por inculcarnos esta afición que parece que se pierde en el tiempo y con la que jamás pierdes el tiempo.

Vivir en un pueblo de 400 habitantes en medio de un fiordo noruego no facilita leer en castellano, por lo que la alternativa del libro electrónico o ebook resulta tremendamente práctica cuando toda tu vida (material) debe ir en una maleta y no es en absoluto fácil encontrar libros en tu idioma.

Un ebook es frío, y su aspecto es siempre el mismo, estés leyendo 50 sombras de Grey o lo último de Paul Auster. No tiene alma, por así decirlo, ni olor ni textura. Porque para mi, los libros se leen con los ojos, pero también se huelen y se palpan (a día de hoy aun soy capaz de recordar el olor de algunos de mis libros de la infancia).

La cosa es que, en este año 2014 que acaba (con 30 años), decidí dar el paso al ebook, y la experiencia, salvando las distancias, ha sido muy satisfactoria; versatilidad, tamaño y disponibilidad de títulos han hecho de este cacharro mi más preciado compañero de un tiempo a esta parte, aunque como un ingrato amante prometo volver más temprano que tarde al papel. De eso no hay duda.

Estos son los 43 libros que he leído durante el 2014.

  1.  Mediohombre, Albert Vázquez
  2. Historia criminal del comunismo, Fernando Díaz Villanueva
  3. HHhH, Laurent Binet
  4. Cien años de soledad, Gabriel García Márquez
  5. Johny cogió su fusil, Dalton Trumbo
  6. Hermanos de sangre, Stephen E. Ambrose
  7. Hombre lento, J.M Coetze
  8. Monstruos invisibles, Chuck Palaniuk
  9. El convidado de los muertos y otros relatos de ultratumba, Claude Vignon
  10. Como el viento de levante, Angel J. Sáez Rodríguez
  11. Snuff, Chuck Palaniuk
  12. El hombre en busca de sentido, Viktor Frankl
  13. El guardían entre el centeno, J.D Salinger
  14. La Batalla de Kinsale, Alberto Raúl Esteban y Tomás San Clemente
  15. Superviviente, Chuck Palaniuk
  16. Las uvas de la ira, John Steinbeck
  17. El día que Nietzsche lloró, Irvin D. Yalom
  18. Para nosotros era el cielo, Angela Jackson
  19. El pecho, Philip Roth
  20. El monje que vendió su Ferrari, Robin S. Sharma
  21. 1914. De la paz a la guerra. Margaret MacMillan
  22. Ojos azules. Arturo Pérez- Reverte
  23. La sombra del águila. Arturo Pérez-Reverte
  24. El sentimiento negativo. Risto Mejide
  25. El mito del emprendedor. Michael E. Gerber
  26. Fantasmas. Chuck Palaniuk
  27. Doce cuentos peregrinos. Gabriel García Márquez
  28. Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Vicente Blasco Ibáñez
  29. Tempestades de acero. Ernst Jünger
  30. Yo fui a EGB, Javier Ikaz y Jorge Díaz
  31. ¿Arde París? Dominique Lapierre y Larry Collins
  32. No busques trabajo. Risto mejide
  33. Nikola Tesla. El genio al que le robaron la luz. Margaret Cheney
  34. Hogueras en la llanura. Shoei Ooka
  35. El Sha o la desmesura del poder. R. Kapuscinski
  36. Afganistan. Historia y lucha de un pueblo. Yenia Dumnova
  37. Afganistan. Crónicas de un corresponsal de guerra. Jorge Melgarejo
  38. Oh, Jerusalen. Dominique Lapierre y Larry Collins
  39. Annoyomics. El arte de molestar para ganar dinero. Risto Mejide
  40. La expedición de la Kon-Tiki. Thor Heyerdahl
  41. Morir bajo dos banderas. Alejandro M. Galloip.
  42. Herbert West: reanimador. H.P Lovecraft
  43. El duelo. Joseph Conrad

La inspiración para esta entrada se la debo a mi amiga Alicia Aliaño, que en su blog “Once upon a time” (https://aliciaal25.wordpress.com) repasa de forma periódica los libros y cuentos que más le han marcado. Nos os lo perdais.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s